miércoles, abril 13, 2005

Nuevas enseñanzas

El día parte temprano, para que la noche llegue descansada y pueda iluminar con su luz oscura, la tierra que espera la llegada del agua.
Sedienta y enferma grita al cielo, pidiendo misericordia, pero nadie la da ni tiende su mano.
Otro día más ha pasado sin que llueva. Quizás ese día llegará pronto.
Esperaremos resguardados en las cuevas, sin otro abrigo que el de las frías rocas que cubren las paredes de esta húmeda habitación....

1 Pensamientos:

Blogger iluminao pensó...

El día aguanta el cansancio de su arduo trabajo para que la noche venga recelosa de poco tiempo para realizar las funciones por las que fue nacida, el agua debe caer para saciar a la tierra sedienta, y permitir que sus parásitos puedan disfrutar de las riquezas que brotan de esta gran tierra suya.

Felicidades por el cambio de look @ feel, te deseo toda la suerte que pueda desear un parásito de esta preciosa tierra.

11:02 a. m.  

Publicar un comentario

<< El Inicio de Nada