lunes, febrero 13, 2006

La Flor del sendero oculto

Cuatro lunas llevo caminando y cansada, mi garganta pide a gritos un poco de agua.
Estoy cerca del sendero, pero no hay más que matojos por doquier.
Oculto bajo las matas de arbustos secos carcomidos por la sosa, se que está mi destino.
Todo es desierto a mis pies. Tumbo mi pesado cuerpo y escucho el ulular del viento.
Te Espero.
La sabana me envuelve y me arropa como a un infante, y el calor intenso de una tórrida tarde de Agosto me cocina haciendo de mi piel sarpullidos.
Los arbustos arden y el camino libera su luz, resguardada tras muchos años de incansables búsquedas.
¿Cuantos peregrinos habrán sorteado este camino? ¿Cuantas habrán pasado de largo?, ¿Cuantos habrán sucumbido sin encontrarte, casi en sus mismos lindes?
Sólo hay que esperar el momento del día. Cierta hora y cierto lugar... Y padecer, palidecer y sufrir.
Amanezco sentado bajo los matojos secos, con los brazos castigados y sufridos por el sol, pero no importa, ya he visto la señal.
Una flor lanza al viento su polen y me indica la dirección. Un espejismo cruel me engañaba y lo que una inmensa montaña parecía, era un simple montículo que ocultaba tres arbustos florecidos.
Ya se por donde he de seguir. He visto el sendero justo detrás, pero también tres, sus posibles ramales.
Uno me lleva hacia atrás. Un sendero costeado por cerezos, nogales y olivares.
'El Sendero del Pasado'.
Bello a la vista pero imposible al tacto. Sus frutos ya maduros han caído y bañado el suelo, formando un manto resbaladizo e inestable.
Por ese nunca has de seguir, ir hacia atrás sólo te sirve para malgastar tu tiempo en cosas pasadas.
El segundo es hacia abajo. Una apertura en la tierra me muestra una puerta majestuosa pero visiblemente inaccesible e inhóspita.
Es un camino difícil de seguir, pero con sabiduría y conocimiento, es el más seguro.
'El Sendero Interior'.
Por último, el central. Un camino luminoso pero opaco que no se muestra visible para conocer sus misterios.
'El Sendero del Norte'.
Una espesa niebla hay entre él y yo y sólo al pasar permite ver los olivos y nogales que ofrecen sus frutos maduros al camino para borrar las huellas.
Hago un alto en el camino. Mi interior me dice que siempre siga hacia el norte, pero mi exterior me susurra que me sumerja en la tierra.
La decisión es mía, debo recapacitar...Pero ¿Que camino he de seguir?

martes, febrero 07, 2006

Nada. No es lo que parece. (última parte )

"Ya conocéis mi estado
de completa felicidad
poder hablar con claridad
es lo que he deseado.

Algo complejo de explicar
Es la Nada, 'Compañero'.
pues no por mi mucho esmero,
salvaré tu 'no escuchar'.

Parece de palabras un juego,
Todo y nada lo mismo es.
Nada, es todo lo que ves.
Todo, es la Nada que ves luego.

Nada, es pureza infinita,
algo difícil de alcanzar.
Mucho has de perfeccionar,
y saber lo que el aire suscita.

Todo, júbilo de Mañana
Nada, ocaso de Tarde.
Como ceniza que no arde,
o Budista y su Nirvana.

Uno se vuelve codicioso,
Acaparar todo queremos.
Más lo que no sabemos,
Que Nada es lo más valioso.

Si algo no has comprendido,
Es de mi nula importancia.
Debido a tu simple vagancia
pues escucharme no has querido.

Tienes tal mala sangre,
y de vida tan desdichada
que sólo una historia amargada
alivia tu pesambre.

Por último, ya me despido,
no sin darte un consejo,
Abandona este concejo!
Marcha de esta villa te pido.

La solución a tu problema,
Reside dentro de ti mismo.
Pues tu alma es un abismo,
y tu corazón un eccema.

Cuando de la villa partas,
dirígete hacia el gran roble.
Resiste el viento que sople,
y aliméntate de su vianda.

Si veinte lunas resistes,
sin haberte corrompido,
por entero habrás sabido
si realmente existes."

Parto hacia otro destino, pues era pasajero este paso. La compañía ha sido grata hasta que supe mis principios. Todo es válido en esta ruta y de todo se aprende.

"En Manos ajenas le dejo. Hoy es un día glorioso, y aprovechar debo mis fuerzas .
Quizás nos volvamos a encontrar."

"Con usted estoy agradecido,
pues me abrió ojos, oídos y mente
y sobre el acto concerniente,
Desearé haberlo cumplido.

Parta con mi bendición,
de corazón se lo pido.
Cumpliré con mi castigo
y conseguiré mi perdón."

Quizás mañana encuentre el sendero que llega hasta el Lago Salado...